El operador logístico como motor de venta

operador logístico

El Operador Logístico se ha convertido en el motor logístico de las empresas que tienen en el producto su núcleo de negocio, es decir, necesitan fabricar, aprovisionar, almacenar, manipular y transportar para conseguir su fin: La venta.

La evolución de la presencia del operador en la empresa ha sido distinta según los países y el grado de conocimiento o nivel logístico de las empresas de ese país. En el caso de Europa, por ejemplo, el nivel de subcontratación ha sido siempre más elevado en los países del norte con respecto a los países del sur. Este hecho se produce por el “gap logístico” o de desarrollo logístico entre unos y otros.

Por lo general, la logística en los países del norte de Europa se lleva desarrollando de forma mucho más eficiente desde hace años y los procesos de outsourcing logístico han estado siempre por encima de los niveles de los países del sur.

El Operador Logístico se ha hecho mayor, y el desarrollo que ha tenido en los últimos años en cuestión de eficiencia ha sido enorme. Ya no son pequeñas compañías surgidas de empresas de transportes, o despachantes aduaneros, sino auténticas multinacionales capaces de operar a nivel global. Como, por ejemplo, operadores asentados en nuestra comunidad como DHL, XPO, AZKAR, CEVA, etc, ponen de manifiesto esta globalidad.

operador logístico

La importancia de contar con un operador logístico

Discutir o no la conveniencia de un proceso de outsourcing logístico en la actualidad es algo que está desfasado y desactualizado. Este debate ya no existe. El Operador Logístico debe ser el ejecutor de las operaciones logísticas en la empresa del Siglo XXI.

Otra cuestión es saber elegirlo.

La mayor parte de las empresas multinacionales cuentan con un Operador Logístico como parte de su “estructura logística interna” en la que juegan un papel más o menos relevante dependiendo del grado de subcontratación. A mayor grado de operaciones subcontratadas, su peso y relevancia es mayor. Si bien el objetivo inicial de subcontratar las operaciones logísticas tiene un acento económico para cualquier empresa, a medida que los años transcurren se va descubriendo otras posibilidades y mejoras que hay detrás de esta subcontratación.

El cliente puede a través del operador cuantificar mejor nuestro coste logístico y además obtener un nivel de detalle que le permite analizar mejor sus costes por actividades.

Es de mucho valor el evitar realizar inversiones por parte de la empresa en elementos de almacén liberando capital para otras inversiones más estratégicas y productivas. El Operador Logístico se debe comportar como un partner perfecto para detectar errores propios de nuestra Cadena de Suministro como por ejemplo los paletizados, etiquetados, documentación, catálogo de productos, procesos de inventario, etc. También de vital importancia son los procesos administrativos que existen alrededor de la logística (compras, aprovisionamientos, I&T). Todos ellos deben mejorar en eficiencia y productividad por los cambios que se realizan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.