Por qué el embalaje en el transporte de mercancías es tan importante para las empresas

El embalaje en el transporte de mercancías es una de las principales preocupaciones de las empresas. Esta inquietud es totalmente entendible ya que después de todo el esfuerzo e inversión en la producción, es esencial que la carga llegue a su destino en perfectas condiciones.

El correcto acondicionamiento de la mercancía para que viaje de forma segura, conservándola y protegiéndola durante los procesos logísticos, aporta tranquilidad y confianza a las compañías.

La importancia del embalaje en el transporte de mercancías

A la hora de realizar el transporte de una carga, uno de los aspectos más importantes es garantizar la seguridad e integridad del producto hasta que llegue a su destino final. Protegerlo de una manera adecuada será esencial para:

  • Preservar el producto ante factores externos y posibles daños para asegurar que la carga llega intacta al destino.
  • Facilitar la manipulación de la carga y su posterior distribución, optimizando así el proceso para que sea lo más rentable posible.
  • Un correcto embalaje también ayuda a identificar mejor la mercancía.
  • Elegir un seguro acorde a la mercancía que se transporte. La utilización de un embalaje adecuado será clave en caso de que la carga sufra algún tipo de deterioro, ya que dependiendo del tipo de seguro para exportaciones e importaciones que se haya contratado, cubrirá los posibles daños que hayan podido ocasionarse.

Embalaje en el transporte de mercancías: tipos según el material del que están hechos

El primer paso en este proceso es la evaluación de la mercancía que va a ser transportada. Aspectos como el peso, el tamaño o la fragilidad de la carga determinarán la elección de un embalaje u otro. En función de ello, se elegirá un tipo determinado de embalaje, que se puede clasificar en función del material con el que esté fabricado.

Embalajes de plástico

  • El plástico es una de las opciones preferidas a la hora de empaquetar mercancía para su posterior envío. Son muchas las ventajas de este material, que lo convierten en uno de los más utilizados: es ligero, resistente, impermeable, versátil y muy fácil de adaptarse a cualquier tipo de carga.
  • Ideal para el envasado de alimentos y productos cosméticos. Por ejemplo, el envasado de pasta o cremas cosméticas.
  • En forma de cajas o contenedores de plástico, se utiliza habitualmente en el transporte de pescados, frutas y verduras.
  • Para una protección óptima de productos ligeros o frágiles se encuentra el plástico en forma de bolsa de aire, plástico de burbujas o malla protectora.
  • Si lo que queremos es envolver varias unidades de carga, se utilizará el film estirable de plástico para agruparlas.

Embalajes de cartón y papel

Es un embalaje cada vez más utilizado, sobre todo debido a la tendencia actual hacia un consumo más sostenible y responsable con el medio ambiente. El papel cuenta con gran cantidad de ventajas que lo convierten en uno de los materiales más utilizados para el embalaje en el transporte de mercancías: es ligero, resistente, versátil, biodegradable y económico.

Es ideal para preservar el producto ante posibles daños derivados de factores externos como la luz o la humedad y se suele usar en los siguientes casos:

    • Cubrir y proteger envoltorios como cajas de cartón, bolsas o tarros.
    • La celulosa moldeada es un tipo de embalaje de cartón que se adapta a la forma del producto y lo protege. Muy utilizada en alimentación y en el empaquetado de productos electrónicos. Se puede encontrar en el envasado de huevos o dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, por ejemplo.
    • El cartón ondulado se suele utilizar a la hora de embalar palets, para proteger la carga y absorber los golpes sobre todo en las esquinas.
    • El papel de embalar puede aparecer como envoltorio, separador o como relleno en una caja que contiene huecos, para evitar posibles movimientos de la carga.

Embalajes de vidrio

El vidrio se suele encontrar como envase contenedor de muchos de los productos que adquiere el consumidor final en tienda. Sus grandes ventajas son el correcto mantenimiento del contenido y su fácil reciclaje para posterior reutilización.

Se suele utilizar para contener alimentos o productos cosméticos, entre otros. Por ejemplo, en el envasado de vino o mermeladas.

Embalajes de madera

La madera constituye uno de los materiales más utilizados para el embalaje de grandes cargas. Su gran ventaja es la resistencia, que aporta a la mercancía una fuerte protección. Además de poderse adaptar a la mercancía según su forma, es un tipo de embalaje sostenible con gran ciclo de uso. La madera resulta ideal para productos pesados o a medida:

    • En forma de palets, es el más utilizado en el mundo de la industria. Sirve para transportar cualquier tipo de producto.
    • Para el transporte de mercancías pesadas, se pueden utilizar grandes cajas de madera.
    • Jaulas de madera: su gran ventaja es que se puede ver el contenido sin abrirlo. Su uso más común es en el traslado de maquinaria. Por ejemplo, muchas piezas mecánicas de coches o electrodomésticos son transportadas con este tipo de embalaje.

Embalajes de aluminio

El aluminio es un material que se suele utilizar para el envasado de alimentos. Sus ventajas son la preservación del contenido en perfectas condiciones ante agentes externos como la luz o la humedad. Podemos encontrar embalajes de aluminio en latas de refrescos o conservas, entre otros.

Por qué los embalajes están siempre en constante evolución

La innovación y el cambio tecnológico están a la orden del día en nuestra industria y es fundamental para las compañías. Los tipos y métodos de embalaje en el transporte de mercancías cambian constantemente, fruto de nuevas necesidades y el incesante desarrollo del sector logístico.

En el campo de I+D+i, se trabaja sobre todo en el desarrollo de nuevos productos, así como mejoras de los ya existentes. La línea principal de actuación relacionada con el embalaje, tiene que ver con la creciente tendencia de las empresas y los procesos productivos hacia la sostenibilidad.

Así, se trabaja ya en la investigación y desarrollo de nuevos materiales con propiedades similares a las del plástico. La reducción del uso del plástico es una tendencia imparable, así como la mejora de la reciclabilidad y las propuestas de reaprovechamiento. Un ejemplo es el método desarrollado por investigadores de la Universidad de Estocolmo, que permite producir un nuevo material a base de lignina para sustituir resinas y adhesivos termoestables.

Asesoramiento para la elección del embalaje adecuado según la mercancía

Una correcta elección del embalaje en el transporte de mercancías es clave para la optimización del envío. En Asercomex ofrecemos asesoramiento para asegurar siempre la protección y seguridad de dichos envíos, adaptándonos al tipo de mercancía que se transporte.

Contacta con nosotros y te ayudaremos a elegir la mejor opción para tu empresa.