Transporte de mercancías peligrosas: claves a tener en cuenta

El transporte de mercancías peligrosas hace referencia a las actividades de traslado de mercancías que pueden suponer un riesgo para la salud de personas, animales, y para el medio ambiente.

Para evitarlo, es necesario cumplir una serie de requisitos y normativas específicas que aseguren bien la carga para que el transporte se realice sin causar daños. Algo similar al caso del transporte de productos precederos.

Por tanto, pueden surgir muchas dudas respecto al transporte de mercancías peligrosas, ya que implica una preparación y organización mucho mayor que en otras operaciones logísticas.

Así pues, con este artículo vamos a explicar cada uno de estos puntos con detalle para que puedas afrontar el transporte de mercancías peligrosas con toda la información y sin riesgos.

Normativas que regulan el transporte de mercancías peligrosas

El transporte de cargas peligrosas está regulado por acuerdos internacionales que establecen las normas específicas por las que se regirán las condiciones de traslado, manipulación y almacenamiento.

Cabe resaltar que las normativas específicas varían en función del medio que se va a utilizar para el transporte. Por tanto encontramos reglamentos y convenios para transporte por carretera, por ferrocarril, vía marítima y vía aérea. Estos son el ADR, el RID, el Código IMDG y las Instrucciones Técnicas de OACI. A continuación, los detallamos.

Acuerdo ADR. Suscrito por 32 países principalmente europeos, regula el transporte de mercancías peligrosas por carretera.

Reglamento RID. Normativa europea que regula el transporte ferroviario de mercancías peligrosas, tanto a nivel nacional como internacional.

Código IMDG. Reglamento dirigido al transporte marítimo internacional publicado por Organización Marítima Internacional (OMI). Cuenta con puntos similares al ADR y al RID.

Instrucciones técnicas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Están orientadas a la seguridad en el transporte de mercancías peligrosas por vía aérea.

transporte- mercancias- peligrosas-01

Tipo de mercancías peligrosas

Antes de nada es preciso conocer qué productos se clasifican como mercancías peligrosas. Estas pueden ser objetos, productos o materiales en estado sólido, pero también líquido o gaseoso.

Así, por ejemplo, el hielo seco, nitrógeno líquido, baterías de litio son productos infecciosos. Pero perfumes, pinturas, detergentes también lo son. Productos cotidianos y, en principio, inocuos son mercancía peligrosa.

Por ello, existe un clasificación de 9 clases, en función de las características y composiciones de las mercancías. Esta clasificación se subdivide a su vez y puede variar en función de las normativas. Procedemos a explicarlas:

1. Mercancías explosivas. Sustancias cuyas moléculas cambian de estado de forma rápida y violenta. Por ejemplo, se incluyen en esta clase materiales explosivas, pirotécnicos u objetos explosivos.

2. Gases. Mercancías transportadas a fuertes presiones que, en caso de liberación, hacen estallar su contenedores y causan graves daños. Gases comprimidos, licuados, licuados refrigerados, disueltos, objetos que contengan gas a presión, y generadores de aerosoles, cartuchos de gas a presión, etc.

3. Líquidos inflamables de diversa índole. Encontramos en este grupo derivados del petróleo (gasolina o queroseno). Este tipo de componentes presentan un alto grado de inflamabilidad y, por tanto, de peligrosidad.

4. Sólidos inflamables. Forman parte de este grupo materias autorreactivos, otras materias que experimentan combustión espontánea al contacto con el oxígeno y materiales que desprenden gases inflamables al contacto con el agua.

5. Agentes oxidantes. Presentan un alto contenido en oxígeno que puede reaccionar con otros materiales provocando combustiones violentas.

6. Sustancias tóxicas e infecciosas. Pertenecen a este grupo químicos, venenos, agentes patógenos y virus causantes de enfermedades.

7. Material radiactivo. Hace referencia a materiales formados por átomos instables cuya estructura cambia cada cierto tiempo de forma inesperada y aleatoria.

8. Corrosivos. Sustancias químicas con componentes ácidos o alcalinos que causan lesiones en los tejidos al contacto, inhalación o ingesta.

9. Finalmente, mercancías peligrosas varias. El último grupo, donde se incluyen todas la mercancías peligrosas que no han sido incluidas en los grupos precedentes.

Transporte de mercancías peligrosas

Requisitos necesarios para las operaciones logísticas de sustancias peligrosas

En último lugar, los vehículos encargados del transporte de mercancías peligrosas deben cumplir una serie de requisitos con los que demuestren que cumplen con la legislación vigente. Dichos requisitos son los siguientes:

  • Primeramente, incluir de manera visible dos paneles, delante y detrás, de color naranja y con una numeración que informe de que se transporta mercancía peligrosa, así como la tipología de la misma.
  • En segundo lugar, la mercancía debe estar correctamente etiquetada y embalada según lo establecido por la normativa en relación al tipo de mercancía.
  • En tercer lugar, el transportista deberá estar correctamente formado y especializado en este tipo de transportes de cargas peligrosas. Además, deberá conocer las condiciones de seguridad a implementar, como normas relativas a la velocidad.
  • Por último, el vehículo deberá haber pasado y superado con éxito las inspecciones pertinentes.

En conclusión, son todo requisitos cuyo objetivo es el de asegurar que el trayecto se realizará sin problemas de seguridad y de que la mercancía llegará en las condiciones deseadas.

¿Necesitas contar con los servicios de una empresa de logística para el transporte de mercancías peligrosas? En Asercomex Logistics podemos ayudarte y asesorarte para realizar tus operaciones de transporte con los medios adecuados. Así pues, para detallar más información, contacta con nosotros en el teléfono 947 48 25 05 o en el correo electrónico asercomex@asercomex.es.